Saltar al contenido

Kombucha de té blanco y miel

Receta Kombucha de té blanco y miel

Hoy os traemos una receta que os sorprenderá, Kombucha de té blanco y miel.

La Kombucha es una bebida que se fermenta de forma natural. Tiene un sabor ácido y refrescante, además de ser muy valorada por nuestros ancestros por sus beneficios probióticos.

Se conoce por muchos nombres como por ejemplo Kvass de Té u hongo de la inmortalidad. Según leyendas ancestrales, fue originada en la China, y se conocía como “el elixir de la vida”.

La Kombucha tiene una particularidad, ya que, al estar fermentada, genera gas, convirtiéndose en una alternativa a las bebidas gaseosas, lo que le dará un toque genial a esta receta.

Receta: Cómo preparar Kombucha de té blanco y miel

Ya conoces todos los beneficios para la salud del té blanco y la Kombucha, ahora te enseñaremos como preparar esta increíble bebida. Para conseguir un mejor sabor, recuerda cuales son las mejores marcas de té blanco de 2018.

Ingredientes para 4 personas

Instrucciones de elaboración

Comienza poniendo cuatro tazas de agua, cuando esta rompa a hervir apaga el fuego y añade de 4 a 6 cucharadas de té blanco a la mezcla. Déjala reposar durante al menos 20 minutos.

Pasado este tiempo, retira las hebras de té y añade 1 taza de azúcar moreno o de miel al té. Si el azúcar no se disuelve, enciende el fuego a una temperatura media hasta que se disuelva por completo.

Una vez se enfríe completamente el té, viértelo en la jarra de vidrio y añade dos sobres de Kéfir, cierra la jarra con el tapón de corcho y dejala reposar en un lugar fresco y con poca luz durante al menos 7 días. Puede que te parezca mucho tiempo, pero es necesario para que la bebida fermente correctamente y adquiera sus propiedades probióticas así como su característico sabor.

Una vez repose durante los 7 días, dejalo reposar 24h más en el refrigerador, de esta forma podrás disfrutar de una increible bebida de Kombucha de té blanco y miel.

Tips y consejos

  • Puedes darle sabor a esta bebida con fruta fresca o congelada como naranja, miel, jengibre, hierbas como lavanda o rosa.
  • Si encuentras tu bebida demasiado amarga, ¡no la tires! Úsala como aderezo para tus recetas y ensaladas.
  • Puedes servir la Kombucha bien fría o calentarla y beberla con leche o bebidas vegetales.
Summary
recipe image
Recipe Name
Kombucha de té blanco y miel
Author Name
Published On
Preparation Time
Cook Time
Total Time
Average Rating
51star1star1star1star1star Based on 3 Review(s)